28 diciembre, 2016

Los tres últimos rounds


La pelea está por terminar.
Quedan tres rounds y todavía estoy de pie.
De un lado del ring, el año bisiesto.
De este lado, la vecinita de enfrente.
De lejos escucho voces, apuestas, gritos.
De cerca, consejos, cuidados y palabras de aliento.
Aprendí a pararme, aunque las piernas temblaran.
Aprendí a tolerar los golpes, pero también aprendí a devolverlos.
Y cuando suena la campana entiendo que no siempre gana el título el que tiene el mejor coach, el mejor training o el mejor esponsor, sino aquel que aprende a levantarse cuando nos dan por K.O.

2016 dio pelea.
Me llevó al ring. Más de una vez.
Pero no pudo.
El 2017 está ahí, a la vuelta.
Y mientras lo espero, defiendo mi título, mi barrio, mi espacio, mi lugar en el mundo.
86 posteos dan cuenta de la verborragia, el amor, las ganas y el entusiasmo que ni el año bisiesto pudo quitarme.

Nunca nunca te rindas

En 2016 celebré TANABATA, volví a tomar el té en la taza de mi nona, les abrí mi mundo chik-lit, volví a leer a Pedro Mairal y a escuchar a Kevin Johansen. Pinté mandalas, escribí sobre las ilustraciones mágicas de Beatrix Potter y sus animalitos del bosque y viví un milagro inesperado por las callecitas de BA. Leí, fui al cine, estudié, festejamos juntos los 9 años blogueros, disfruté del reinado del escorpión, reté a duelo a Carrie Bradshaw y a Hannah Horvath,  y, como cada año, festejé a la distancia el día de la marmota. También hubo espacio suficiente para el clásico prode de los Oscar y las apostillas del día D.
Encontré 10 buenas razones para llorar con Tom Hanks y Wilson en Náufrago o cómo sobrevivir en La Terminal con Victor Navroski. Justifiqué por qué la creme broulé nunca será gelatina en La boda de mi mejor amigo, encaré la misión de escribir sólo 10 buenas razones para ver mi película cabecera, Tienes un e-mail y otras 10 para odiar a jefas como las de Secretaria ejecutiva o El diablo viste Prada. 
Stranger things, Orange is the new black y Girls se ganaron mi corazón y volví a ver Laberinto para despedirme del gran David Bowie. Hice el esfuerzo sobrehumano de volver a ver a gente fea como Ryan Gosling, Hugh Jackman, Joaquin Phoenix, Edward Norton, George Clooney y Robert Downey Jr. para poder incluirlos en la sección del baboseo y sí, hubo balances seriales, literarios y cinéfilos.

Y ésto fue sólo una selección.
Se termina el año y el blog se toma un merecido descanso.
Gracias por leer, por estar, por los mails, por las visitas, por cada vez que recomiendan leer a la vecinita.
Soy feliz cuando me cuentan que algún post los motivó a repasar una película, un libro, una serie. Cuando me preguntan dónde comprar tal o cual cosa o cuando me dicen que los emocionan las mismas cosas que a la dueña de este barrio.
Sí, fue un año que dio pelea pero defendí mi título rodeada de vecinitos que esperaban del otro lado un balance, una recomendación o simplemente una canción.
Gracias por estar ahí.
SIEMPRE.

Muy feliz 2017!
Los quiere,

La vecinita.

23 diciembre, 2016

Merry Gosling Christmas


Hoy nos tomamos un respiro sólo para desearles una hermosa Nochebuena y Feliz Navidad.
Nos reencontramos el martes para cerrar el año.

20 diciembre, 2016

Balance cinéfilo 2016: Parte II y final

Bienvenidos a la segunda parte cinéfila.
Sépanlo: es un fuego.
Están avisados.

Nada es lo que parece 2
Director: Jon Chu

Nada es lo que parece 2 no perdió la magia. El secreto del éxito es un cast canchero con buena química, acción, persecuciones, nuevos trucos de magia y un despliegue visual que ayuda y nos recuerda a la saga de ladrones de casinos de Soderbergh.
El cuarteto de magos conocido como Los 4 Jinetes (hay un reemplazo femenino) vuelve a la acción para desenmascarar a un magnate del software, pero algo sale mal y terminan secuestrados y luego intentando zafar por las calles de una cosmopolita ciudad asiática. Suena tirado de los pelos, lo sé, pero confíen. Es pura diversión.
Además del reemplazo femenino, la secuela de los 4 jinetes incluye un nuevo villano: Daniel Radcliffe - amigo de este barrio - que aprovecha cada envión cinéfilo para despegarse de a poquito de Harry Potter. Ya sabemos que Radcliffe no es brillante, pero este barrio se niega a criticarlo.
Además, como novedad, esta segunda parte profundiza en la vida de Rhodes, el agente del FBI. Las fans de Mark Ruffalo, agradecidas. 
Nada es lo que parece 2 redobla la apuesta original, sale airosa, incluye momentos pochocleros y disfrutables como la escena del robo del chip o el truco de la lluvia.
Mucho color, ilusionismo y sí, también Jesse Eisenberg, debilidad ya declarada de la vecinita.

Mi papá es un gato
Director: Barry Sonnenfeld

Hay un gato en mi cuerpo que viene a enseñarme que hay más humanidad, nobleza y lealtad en un felino (estoy convencida) que en un ser humano. Ese será el mensaje final que el millonario workaholic Tom Grant deberá aprender. Hasta que lo experimente en carne propia, su misión en la vida parece ser tan pobre como construir el edificio más alto de Estados Unidos. En su casa, lo espera una esposa divina y amorosa como Jennifer Garner y una hija que ya ni siquiera le exige atención a su padre tan ocupado. La niña rica con tristeza sólo le pide un gato para su cumpleaños para mimar y atender. Y allá va el padre rico, a un pet digno de una película de Harry Potter. Además de ser el paraíso para cualquier cat-lover, la tienda tiene algo parecido a esos negocios del Callejón Diagon (sólo para entendidos del mundo potteriano). Detrás del mostrador está Félix (Christopher Walken), un hombre tan excéntrico como su tienda que no sólo le da el gato para su hija sino también una advertencia misteriosa que el empresario decide ignorar, hasta que la desgracia ocurre y Grant sufre un accidente que lo deja en coma. Por esas cosas mágicas del cine, quedará atrapado en el cuerpo del gato. Las aventuras felinas dejarán lecciones que ayudarán al protagonista a repensar su escala de valores. 
No le pidan demasiado a Mi papá es un gato. Se trata de una comedia familiar sólo apta para niños o para cat-lovers. De hecho, éste último motivo me llevó al cine.

Nota: Imperdible la escena del pet donde los gatos famosos de las redes sociales hacen un cameo, entre ellos pudimos ver a Nala, Waffle, Lil Bub y a Hamilton, the hipster cat.

Cafe Society
Director: Woody Allen

Ya hablé ACÁ de la peli anual de Woody Allen.
Es un sueño.
Romance puro y del bueno.
Tal como dije en el post alusivo, en algún momento volveré a Cafe Society y habrá 10 buenas razones para volver a verla.
Hoy y siempre.

Gilda, no me arrepiento de este amor
Directora: Lorena Muñoz

Hay algo potente en Gilda, no me arrepiento de este amor, la biopic argentina de Lorena Muñoz. Se nota desde el inicio, cuando la cámara nos muestra ese coche fúnebre que lleva a Miriam Bianchi, más conocida como Gilda. Afuera llueve y una multitud desconsolada se despide de su ídola y santa popular. Con un tono melanco, la directora se mete en su intimidad, en la transformación de Miriam, esa maestra jardinera y madre que decidió romper su cotidianeidad y retomar su sueño adolescente de convertirse en cantante.  El cambio no sólo se ve en el escenario sino también de las puertas para adentro, en su casa, con un marido que rechaza el lento pero creciente ascenso de su esposa en el mundo de la cumbia, su madre que la apoya sólo cuando su hija ya es la abanderada de la bailanta y sus hijos que se acostumbran a esa mamá que vuelve tarde a casa, después de hacer bailar y cantar a una multitud. 
La película va del tono gris al color, del rechazo inicial de Gilda en el ambiente cumbiero a la consagración, del desierto club de barrio al estadio donde no cabe ni un alfiler.
Gilda es una gran película más allá del fenómeno. Se puede ver y disfrutar, aún cuando no comulguen con el género musical. Además del buen ojo de la directora, la responsable del éxito detrás del mito nac y pop es la "monita" Natalia Oreiro. La película no sería la misma ni tendría la misma intensidad sin la cantante uruguaya que reversiona un hit detrás de otro. Les puede gustar más o menos, pero Oreiro irradia carisma. Mueve con gracia la cadera y con todos los mohínes y los yeites propios de la cantante nos invita a olvidarnos del resto del mundo por un par de horas y cantar todos esos estribillos de corazones valientes o noches vacías. 
Un acierto del 2016.

Inferno
Director: Ron Howard
Inferno quiere impresionarnos.
Quiere apabullarnos con sus panorámicas de Florencia, Venecia y Estambul.
Quiere invitarnos a la búsqueda del tesoro, a develar el misterio, a recorrer pasadizos secretos, símbolos y teorías. Cada pista lleva a una deducción que conduce a uno de esos sitios históricos donde habrá otra pista y así hasta resolver el enigma. Ya lo vimos en El código Da Vinci, en Ángeles y Demonios y con Inferno se cierra la trilogía de películas basadas en las novelas de Dan Brown.
Tom Hanks vuelve a ser el profesor Langdon, ese héroe académico que apela a sus conocimientos teóricos y literarios para - en esta oportunidad - salvar a la humanidad de las intenciones de un científico que, obsesionado con la superpoblación, crea un virus para generar una epidemia y así eliminar a unos cuantos. La coequiper femenina será la Dra. Sienna Brooks (Felicity Jones) que acompaña a Langdon hasta cierto punto en la misión.
No es necesario haber visto a sus antecesoras para seguir la trama de Inferno, pero sí es preciso cierto interés en la saga o bien - como en mi caso - oficiar de compañera de la fan más fan de Tom Hanks, aunque la película sea olvidable.

El bebé de Bridget Jones
Director: Sharon Maguire

Gracias Sharon Maguire por devolvernos a nuestra antiheroína favorita. Te perdonamos el faltazo en la segunda parte y te recibimos con los brazos abiertos en esta tercera entrega, porque con ella recuperaste la magia inicial de aquel Diario de Bridget Jones. Porque Miss Jones podrá tener una nueva cara botoxeada, podrá haber perdido varios kilos y dejar de tapar angustias con cigarrillos, pero es nuestra Bridget de siempre.
La directora original, Sharon Maguire, conoce los hilos de su criatura y además, le juega a favor su amistad con Helen Fielding, la escritora del libro en el que se basó la película. Y por si fuera poco, tuvo una compañera de lujo en la escritura del guión: la actriz Emma Thompson, quien también tiene un papel secundario muy divertido.
Bridget cumplió 43 y está de nuevo sola, pero ya no canta All by myself. La nueva Bridget baila hip hop arriba de la cama y no le importa si el vino blanco de su copa se derrama a puro salto. Con los años, nuestra amiga logró cierta estabilidad laboral como productora de televisión, está más flaca, ya no tiene un jefe amante canalla y encantador como Cleaver y su nueva amiga soltera es la conductora del programa que produce. El resto del clan original aparece, pero están casados, noviando y con hijos. En un festival, Jones conocerá a Jack y pasarán una noche hermosa; pero a los pocos días también tendrá un reencuentro apasionado con Darcy. El resultado será un embarazo y la pregunta del millón es ¿quién es el padre de la criatura? Hay muchísimas escenas graciosas. Bridget se luce y a esa altura ya nadie se acuerda de su nueva cara.
La química entre Colin Firth y Renée Zellweger sigue intacta. Por otro lado, amamos a Jack - el nuevo galán en discordia - desde la época de Grey's Anatomy, sólo que lo habíamos olvidado. Para que vean que no les miento, antes que existiera la sección Todas aman ya había post sobre él ACÁ.
El bebé de Bridget Jones fue un regreso con toda la gloria y nos hizo llorar mucho.
De risa.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos
Director: David Yates


Uno de los libros de estudio de Harry Potter en Hogwarts era la enciclopedia Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Allí, se detallaban las distintas criaturas mágicas y su nivel de peligrosidad. J.K.Rowling vuelve al mundo mágico para contar la historia de Newt Scamander, el zoologo y autor de dicha enciclopedia y sus aventuras durante su primer viaje a NY, cuyo propósito es liberar y devolver a su hábitat a un ave del mundo mágico. En su valija, lleva un mundo de animales fantásticos que él supo cuidar y preservar y es ahí cuando los anteojitos 3D vienen muy bien.
Scamander, como Potter, se meterá en más de un problema con muggles (no-magos para los que no manejan la terminología potteriana) y con los magos camuflados en las calles de NY. Además de liberar a la criatura fantástica, Newt deberá frenar a una oscura entidad mágica que lleva a la destrucción de la ciudad. No está solo en la misión. Lo acompañarán las hermanas brujas que trabajan en el Ministerio y Jacob, un gran personaje sin magia que estuvo en el lugar justo en el momento equivocado. O mejor dicho, en el mejor momento. 
Puede que falte información sobre el protagonista, pero no se olviden que es sólo el comienzo de una nueva franquicia. Rowling ya anticipó que la idea es producir 5 películas más de Animales fántasticos. 
La vecinita, como tantos seguidores del mundo potteriano, no pudo disimular su sonrisa durante toda la película ni la emoción de volver a escuchar el tema de apertura y el logo oscuro que anticipa una revuelta al mundo mágico. 
David Yates, el director responsable  de las últimas cuatro películas de Potter, también estuvo a cargo de esta primera parte de la nueva saga y tuvo a la mismísima Rowling como responsable del guión. Es por eso que Animales fantásticos conserva la misma esencia potteriana, la misma estética y la misma fascinación para todos nosotros, muggles fervientes, que esperamos una próxima aventura.  

Sully
Director: Clint Eastwood

En enero de 2009 el Capitán Chesley "Sully" Sullenberger aterrizó de emergencia, en pleno Río Hudson, un jet que había perdido ambas turbinas a causa del impacto de una bandada de pájaros, a minutos apenas de haber despegado.  Había 155 pasajeros.  No se perdió ninguna vida y Sully se convirtió en "el héroe del Hudson". Su cara aparece en las miles de pantallas de Times Square, la gente lo para por la calle, quiere sacarse selfies con él, lo entrevistan periodistas serios y lo invitan a él y a su compañero y Primer Oficial a un reconocido late show norteamericano. Por fuera, todo parece brillar pero la procesión va por dentro. Sully sufre pesadillas y hasta se permite el beneficio de la duda en su accionar. Además, tanto a él como a su compañero les cuesta pensarse como héroes, son gente de perfil bajo, con muchos años de experiencia en su trabajo que sólo quieren cumplir con lo suyo y volver a casa con sus familias. Pero no será tan fácil. Porque si bien Sully reconstruye la proeza del capitán y compañero de tripulación, el eje de la película es el juicio interno que deben transitar por haber apelado en el momento crítico a una cuestión más intuitiva que a lo que dicen los manuales y reglamentos que impone el sistema, léase abogados de la aerolínea, compañía de seguros y demás autoridades de seguridad aeronaútica.
Hanks, canoso y con bigote, abandona todas sus señas particulares y tartamudeos y se come la película. Una vez más. 
Seguramente, durante 2017, vamos a ver seguido a Hanks en la temporada de premios. Se rumorea que compite por el Oscar a Mejor Actor. Y estaría muy bien que lo gane.
Aaron Eckhart acompaña de manera brillante.
Esta vez me tengo que sacar el sombrero ante el Sr. Director, Clint Eastwood. 
Noventa minutos que se pasan, literalmente, volando.

Animales nocturnos
Director: Tom Ford


No debería empezar así pero es necesario poner los puntos desde el principio: Tom Ford es diseñador de modas. Hace algunos años salvó de la quiebra a Gucci y fue director creativo de YSL. Hoy Ford es su propia marca. Muchas celebrities llevan "un Tom Ford" en la red carpet y el traje les sienta bien, no hay arrugas ni defectos. Todo parece estar fríamente calculado. Lo mismo pasa con sus películas. En 2009 fue el director de A single man, una película tan regia como un capítulo de Mad Men. Visualmente hermosa, prolija, fría y fashion. En Animales nocturnos, su segunda experiencia, repite el modus operandis. Y es que Ford podrá afear a fuerza de sangre y golpes la cara del protagonista, pero si miramos más allá, el "afeado" lleva una camisa de un corte perfecto y un reloj impresionante que brilla al sol en el medio del desierto. Por otra parte, no importa cuan triste y consternada esté la protagonista, siempre estará arriba de unos stilettos y con la manicure hecha. Sí, somos frívolas también y nos encanta ver estos detalles.
Dejando el hedonismo a un lado, Animales nocturnos es una historia violenta y angustiante. Olvídense del diseño, de las camisas y los labios rojos. La película nos muestra la vida de Susan (mi amiga, Amy Adams) una galerista de arte en evidente crisis matrimonial, sin demasiada emoción, hasta que recibe un manuscrito de una novela escrita por Edward, su ex marido (Jack Gyllenhaal) a quien dejó hace veinte años. Edward retoma el contacto, le dedica su novela a su ex mujer y le pide su opinión. Ella no sólo lee la novela sino que la sufre, la vive en carne propia y la lleva a recordar su vínculo con Edward. A partir de la lectura de Susan, la película es una ficción dentro de otra. Por un lado, lo que vive Susan y por el otro, la historia de la novela que incluye un crimen violento. No voy a revelar detalle pero es lo suficientemente angustiante y la que se lleva la mayor parte de la película. 
Amy Adams está tan linda pero tan modo freezer que da miedo. Jack Gyllenhaal, ese hombre al que le debo su merecido lugar en el Todas aman, está tan lindo como siempre. Aún cuando Ford se empeñe en ensuciarlo.   
Animales nocturnos es perturbadora pero tiene un gran final. Sólo hay que atreverse a llegar a él.


Eso es todo, vecinitos!
Gracias por haber llegado hasta acá.
A pesar del trabajo que conlleva, el balance cinéfilo es un clásico que me resisto a abandonar y me encanta compartirlo con ustedes.

Nos reencontramos el año que viene con más películas!

16 diciembre, 2016

Balance cinéfilo 2016: Parte I

Lloré. Me reí. Me asquié. Me enamoré. Me desilusioné. Me volví a enamorar. Canté en silencio. Comí chocolate. Me puse los anteojitos 3D y salí de la sala con una sonrisa. Porque no se puede vivir sin cine. Porque así me lo enseñaron en mi casa. Porque hay que pasar -como mínimo- dos horas por semana en una sala de cine y que nos cuenten una buena historia. Porque todas dejan algo. Siempre. Y porque diciembre es sinónimo de balance y el cinéfilo es la frutilla del postre de este barrio.
Vecinitos, bienvenidos al balance cinéfilo 2016: Parte I

Navidad con los Cooper
Director: Jessie Nelson

El año recién empieza y mientras guardamos los bártulos navideños el cine nos propone volver al arbolito de navidad y a las reuniones familiares. Navidad con los Cooper prometía todos los clishés de las típicas comedias familiares navideñas: amores, desamores, milagros inesperados, mucha comida, nieve y villancicos. Y algo de todo eso hay, pero no alcanza. Los personajes no generan empatía y es una lástima poque el cast incluye gente como Diane Keaton y John Goodman a la cabeza; June Squibb, Marisa Tomei y Olivia Wilde, entre otras caras conocidas completan el elenco.
La película narra las distintas subtramas de los Cooper en vísperas de las fiestas, y aunque lidien con sus miserias durante toda la película parecen olvidarse de todas sus mezquindades cuando llega el pavo navideño a la mesa.
El perro que oficia de narrador -en la voz en off de Steve Martin- es el único que se salva de ésta.

Steve Jobs
Director: Danny Boyle

Steve Jobs pudo haber sido un genio en lo suyo, pudo haber sido un líder y haber incentivado al mundo con un discurso motivacional replicado hasta el hartazgo, pero quien nos lleva al cine es Fassbender y su misión de representar al monstruo y la audacia de Danny Boyle de dirigirlo.
La película se divide en tres grandes actos que representan los tres lanzamientos emblemáticos de la marca de la manzanita: el surgimiento de la Macintosch, la presentación del NeXtcube y la aparición de la primera iMac.
La biopic transcurre en un constante detrás de escena; la cámara recorre pasillos interminables y diálogos aún más largos que esos pasillos. Fiel a su estilo, la película de Boyle es vertiginosa y obliga el máximo de atención al espectador y aunque cada tanto la historia introduce flashbacks no ayudan lo suficiente para situarnos en contexto y entender por qué Jobs llegó a ser ese hombre déspota y desagradable que nos quieren mostrar.
Entre tanta terminología techie, se muestra el vínculo del empresario con su pareja y su hija Lisa, a la que se niega a reconocer como tal, y el contrapunto con su jefa de marketing, Joanna Hoffman (Kate Wislet), quien sale mejor parada de todo este circo tecnológico.
Tanto Fassbender como Kate Wislet fueron nominados como Mejor Actor y Mejor Actriz de Reparto respectivamente en los Premios Oscar. Los dos perdieron.

El renacido
Director: Alejandro G. Iñárritu

Hay que ser valiente para ver el derrotero de Di Caprio en El renacido, pero había que justificar por qué este año el actor merecía (por fin) después de seis intentos fallidos llevarse el Oscar como Mejor Actor. El director mexicano ya oscarizado, tan amado como odiado, le dio una mano para romper la racha. El precio fue alto: lo expuso al borde de la hipotermia. Cuando se acabó la nieve en Canadá, una de las locaciones elegidas para el rodaje, el vía crucis continuó en Ushuaia, y llegó el oso y no le quedó otra que atacar, y ahí Iñárritu se hace el festín sangriento y muestra el sufrimiento extremo al que somete a su protagonista. Una clase de horror inmirable.
El renacido es la epopeya de supervivencia del explorador/cazador Hugh Glass que en una expedición al oeste norteamericano, todavía habitado por tribus indias, debe sobreponerse no sólo al ataque del oso sino a la traición de uno de sus compañeros (Tom Hardy) y unas cuantas cosas más que no consiguen matarlo. La película es el tour de force de Di Caprio hasta llegar a la dorada estatuilla que tantas veces le negaron. Iñárritu, cruel y despiadado, también fue premiado como Mejor Director.

 Carol
Director: Todd Haynes

En Carol de Todd Haynes nada está hecho a las apuradas: los cigarrillos se prenden con elegancia y posan sobre labiales rojos a tono con las uñas. Los regalos de Navidad se envuelven cuidadosamente. Cada prenda, cada sonrisa ante un regalo inesperado, cada gesto es delicado y tiene tanta clase como la historia de amor de Carol y Therese.
Carol es esa mujer presa de un matrimonio aburguesado en proceso de divorcio que pelea la tenencia de su hija. Es rica, elegante y distinguida y se enamora de Therese, la empleada de la tienda que le vende el regalo de Navidad para su niña. Therese tiene diez años menos que Carol, vive en un departamento modesto sin calefacción, le gusta sacar fotos e intenta definir su vida cuando Carol irrumpe en la suya y deja un guante olvidado a propósito. Ese guante genera el reencuentro, un viaje y un amor prohibido entre estas dos mujeres en la década del 50, un momento en el que la homosexualidad era considerado algo perverso.
Sin golpes bajos ni guiños baratos Carol es, como dice su protagonista, la historia de un ángel que cae del cielo para cambiar nuestras vidas.
La película es una adaptación de un libro de Patricia Highsmith que fue prohibido durante muchos años. El huracán Cate Blanchett y su amante y co-equiper Rooney Mara fueron respectivamente nominadas como Mejor Actriz y Mejor Actriz de Reparto. Las dos perdieron.

La chica danesa
Director: Tom Hooper

Había una vez un matrimonio de artistas daneses que vivían muy felices en Copenhage a fines de los años veinte. Einar y Gerda Weneger gozaban de cierto reconocimiento dentro del circuito artístico. El arte de Einer era más elogiado y pretendido que el de su esposa. Sin embargo, Gerda, tan tenaz y dedicada en su afán por progresar, una tarde cualquiera ante la ausencia de la modelo a retratar, le pide a su marido que sustituya a la modelo vestido de mujer. En plena búsqueda estética y como un juego su esposa lo rebautiza "Lili" sin saber que la experiencia lúdica será el comienzo de la transformación real de Einar Wegener en Lili.
La chica danesa es una biopic que cuenta el tránsito del cuerpo y la personalidad de un hombre que se siente atrapado en el cuerpo equivocado.
El trabajo de Hooper es preciosista y se nota en el diseño cuidado de los escenarios, la ambientación, las sedas, los vestidos y la delicadeza puesta en cada gesto de la transformación de Einar en Lili. El actor Eddie Redmayne (un chico que cae bien en este barrio) fue carne de cañón para un Oscar, pero perdió el premio ante Di Caprio y su peregrinaje salvaje. Sin embargo, aunque Redmayne siempre es correcto e impecable quien se lleva la gloria es Alicia "la novia de Fassbender" Vikander en su rol de esposa mártir que acompaña, sufre e intenta inútilmente reenamorar a su amado artista. Ella sí se llevó el Oscar como Mejor Actriz de Reparto.
La chica danesa intenta emocionar pero se pierde entre las sedas y los labiales sin hacer foco en la cuestión verdadera: la identidad de género.

Zootopia
Directores: Byron Howard, Rich Moore, Jared Bush

Zootopia es un sueño. Es esa moderna metrópolis, al estilo NY, donde depredadores y presas conviven en perfecta armonía, y la conejita Juddy Hopps es testigo de ello desde el tren que la lleva a la ciudad de sus sueños. Hopps es una coneja del interior, nacida en el suburbio de La Madriguera, proveniente de una familia de conejos granjeros donde la palabra "riesgo" y "sueños" no tienen demasiada cabida, pero a pesar de los prejuicios sociales y el mandato familiar Judy se capacita hasta convertirse en una coneja policía que deberá incorporarse a la fuerza en Zootopia. Ilusionada por llevar un caso de investigación, la coneja deberá pagar su derecho de piso como agente de multas de tránsito pero no tardará en involucrarse en la misión y ponerse el caso policial al hombro. Su co-equiper será Nick Wilde, un zorro tan estafador como encantador que la engañará desde el primer día de trabajo. La película tiene las características clásicas de una buddy-movie, osea, es de esas películas en las que dos personajes opuestos terminan por complementarse y actúan juntos por un fin superior. 
Como digna película de Disney se encarga de bajar línea sobre la importancia de luchar por nuestros sueños y el respeto hacia quien es diferente.
Con una canción pegadiza de Shakira, personajes adorables, guiños a El Padrino y a otras pelis de la factoría Disney Zootopia es, como su nombre lo indica, ese zoológico utópico en el que todos quisiéramos vivir. 
Una genialidad. 
Una de las mejores películas del año.

Mi gran boda griega 2
Director: Kirk Jones

La crítica la destrozó. Sin embargo, esta vecinita adoró reencontrarse este año con Ian, Toula y su familia numerosa en Mi gran boda griega 2, una continuación de la comedia romántica estrenada en 2002 que llegó ¡catorce años más tarde!
En Mi gran boda griega 2 hay tres núcleos argumentales que involucran a las tres generaciones. En primer lugar, una situación legal-administrativa que recae en los padres de Toula. Segundo, el paso del tiempo y el consiguiente cambio en el vínculo sentimental entre Ian y Toula a partir del nacimiento de su hija. Y por último, justamente, la hija adolescente de Ian y Toula que proyecta una carrera universitaria y su consiguiente emancipación lejos del nido familiar numeroso.
Nia Vardalos, la actriz que interpreta a Toula -también guionista y productora junto a Tom Hanks y Rita Wilson- se corre del foco y le da mayor protagonismo a la historia de sus padres y a la de su hija para que el resto del clan se luzca.
Mi gran boda griega 2 se da el lujo de contar con el cast original de la primera parte, algo que ayuda a generar empatía y una sensación legítima de continuidad. Mucha comida rica, mucho grito, baile, chistes de la colectividad y ese galán maduro que la vecinita adora y Carrie Bradshaw se dio el lujo de rechazar.

Nota: en 2017 se impone un post de Todas aman a John Corbett.

Florence
Director: Stephen Frears

El director inglés vuelve al cine para decirnos que nunca es tarde para cumplir nuestros sueños y disfrutar de la vida, aún cuando el resto del mundo se nos ría en la cara. Eso es lo que le pasó a la cantante y melómana ricachona Florence Foster Jenkins cuando a los sesenta años decidió tomar clases de canto e iniciar una carrera como cantante lírica y cumplir su sueño de presentarse en el Carnegie Hall. Y lo logró. Su esposo, Saint Clair Bayfield, un actor de dudoso talento mantiene con ella una relación de tierno amor platónico. La alienta y apoya abnegadamente en su afán de cantar y crea a su alrededor una muralla para que su esposa nunca se entere lo que el mundo piensa de ella. Porque Florence será muy rica y tendrá buenos contactos pero tiene una voz limitada, de esas que lastiman los oídos. Acompaña al dúo dinámico el pianista que Florence pide y Saint Clair consigue, aunque el joven compositor teme por su reputación cuando escucha cantar a la dama.
Florence es una biopic que cuenta una gran mentira, pero con amor. Aún ante la serie de eventos desgraciados.
Basada en hechos reales, nadie mejor que Meryl Streep para interpretarla. Hugh Grant, como siempre, adorable.

La vida secreta de tus mascotas
Directores: Chris Renaud, Yarrow Cheney

Es un gran título, un mejor poster y una idea espectacular. Hasta ahí llego con los elogios a la nueva producción de los directores de Mi villano favorito y los Minions. En La vida secreta de tus mascotas se reemplazan a los muñequitos amarillos por perros de raza, mestizos y hasta un "batata" disca, gatos, canarios, hamsters y un conejo que oficia de villano.
La película cuenta un día en la vida de Max, un perrito que lleva una buena vida junto a su dueña Katie, en NY, muy a lo Nora Ephron, hasta que llega un segundo perro en discordia al que llaman Duke, quien no tiene ninguna intención de pagar el derecho de piso de ser "el nuevo".  El conflicto entre ellos termina entre callejones y alcantarillas en las que gobierna un conejo malísimo que planea destruir a la humanidad.
ACÁ había anticipado que La vida secreta de tus mascotas iba a ser una de las películas del año. Lamentablemente, la aventura no llega a tanto. Hay algunos gags geniales pero los trailers dejan poco margen para las sorpresas. Sepan que lo mejor de la película está ahí, en sus avances. No mucho más.

Oddball
Director: Stuart McDonald

En el marco de la 7ma. edición del Green Film Festival que promueve y difunde películas sobre temáticas ambientales, sustentabilidad, urbanismo, activismo, naturaleza y conservacionismo, la vecinita no pudo resistir la tentación de ir a ver Oddball, una película basada en la historia real de Allan Marsh y su perro Oddball, a quien entrenó junto a su nieta para proteger a una comunidad de pingüinos en peligro de extinción cuando fue atacada por zorros en Middle Island, Australia. 
La misión de Oddball que se muestra en la película existe y se llama "Proyecto Maremmas". Gracias a la intervención de esta raza y los resultados exitosos obtenidos, hoy el proyecto se considera una práctica de conservación revolucionaria que se mantiene gracias a los esfuerzos de la guardia costera, la municipalidad y los increíbles perros que dan nombre al proyecto.
En la zona, desde que la raza fue adiestrada para tal fin, no se registraron más ataques de zorros ni otros animales salvajes.
Oddball es romance, villanos, emoción y mucha pero muchísima ternura.

La vecinita la vio en pantalla grande pero la pueden encontrar en Netflix.

Continuará...

14 diciembre, 2016

El cine no se mancha


Nunca se crean todo lo que dicen en momentos de debilidad.
El cine no se mancha.
Los espero el viernes con la primera parte del balance cinéfilo 2016.
Gracias.

13 diciembre, 2016

Balance serial 2016

No quiero ofender a nadie pero hay gente (rara) que te dice que no sigue ninguna serie.
Hay otra que te dice que su límite de tolerancia es un máximo de hasta ¿tres temporadas?
Hay gente que no fue más allá de Friends, La nanny y Alf. Y que no se malentienda, las tres están muy bien, pero quedarse con eso es no atravesar el otro lado del espejo que nos propone un mundo fantástico. Despreciarlo o ignorarlo es casi una falta de respeto. Allí, hay gente que no sólo ve una serie, sino dos, tres y ya está pensando cuál será la próxima.
Esa gente entiende el vértigo de un final de temporada. 
Les parecerá exagerado pero no lo es. Hay libros que hablan de este fenómeno, hay glosarios con toda la terminología serial. 
Es un mundo paralelo.


En marzo, hice un pronóstico anticipado ACÁ sobre cuáles serían las elegidas 2016. Sin embargo, la vida se encargó de cambiar mis planes, motivo por el cual la realidad serial del collage es relativa.  
Moraleja: no se puede programar nada con anticipación, ni siquiera qué serie ver ni cuándo ni por qué. Como todo en la vida, cada serie llega en el momento indicado. 
Tres de las diez series que leerán a continuación se ganaron mi corazón. Hay trailers alusivos. 

El año serial fue muy impresionante y llegó el momento de compartirlo con todos ustedes.
Bienvenidos al fantástico mundo serial 2016 de la vecinita!


Orange is the new black


La rubia de la foto es Piper Chapman, Pipes, Chapman o como ella se hace llamar en la cuarta temporada: "Gangsta". Cualquiera sea su nombre o apodo, la protagonista de Orange is the new black (en adelante OITNB) es mi ídola serial de este año. 
Como Walter White en Breaking Bad, Chapman va de la fragilidad a la coraza y de chica bien a mafiosa carcelaria. Pipes lloró a los gritos en la cárcel, se rió, pidió ayuda, se la dieron, traicionó y fue traicionada. Mil veces. Se hizo amigas y muchas enemigas. Su novio la engañó con su socia y mejor amiga pero ella lo engañó antes con Alex Vause, su novia que la hundió y la llevó directo a la cárcel, pero Alex se hundió con ella, en el mismo barro.

La primer temporada de OITNB es confesional y vemos las rejas a través de los ojos de Piper, pero conforme avancen las temporadas el resto de sus compañeras son tan o más interesantes que la protagonista, entonces Orange parece reírse de Chapman y se toma el tiempo necesario para pegarle varias cachetadas a su ego en la cuarta temporada, la expone y le exige que abra los ojos y tome conciencia de sus acciones que al final van a generar reacciones extremas.

Piper será mi ídola pero es necesario entender que Orange no sería lo mismo sin personajes fascinantes como Suzanne "Crazy eyes" (una ge-nia-li-dad), Red, Sophia Burset que regentea la peluquería de la cárcel, la stalker Lorna Morello, Lori y la aparición de Judy King en la última temporada, una cocinera cuyos problemitas evasivos la llevan a cumplir una condena VIP, clara alusión a la experiencia de vida de la famosa y regia Martha Stewart, sólo por mencionar algunas favoritas.
Cada capítulo muestra a través de flashbacks y elipsis las historias de vida de las protagonistas, incluidos guardiacárceles y funcionarios, para que entendamos las circunstancias que llevaron a cada uno a estar en ese lugar.
La última temporada es una crítica directa a las inconsistencias del sistema penitenciario, la violencia carcelaria, el abuso de autoridad, la discriminación, las malas prácticas, el encubrimiento de los guardias y la solidaridad y camaradería de las presas que, a pesar de las distintas alianzas que tejen, se unen a la hora de pelear por un bien común . 
Por todo lo dicho OITNB parece muy difícil de ver, pero la serie se las ingenia para extraer comedia de las piedras y de situaciones absurdas.

Yo no iba a ver OITNB y terminó siendo mi serie favorita del 2016 y una de las mejores por siempre.
Algunas apostillas: el tema de apertura es de Regina Spektor. Y por último, las chicas leen en la cárcel, entre otras cosas, a Harry Potter y a Nick Horny. Suficiente para amar OITNB.
No bajen la guardia. A veces, las cosas más sorprendentes pueden pasar. 
Durante el año, hice una referencia ACÁ a una lección aprendida de la serie en cuestión y ACÁ se incluye un diálogo genial. Uno entre miles.


House of Cards
(season 4)

 

Frank Underwood tiene miedo. Se lo dice por teléfono a su esposa Claire que ni muerta baja la guardia, y aunque las cosas entre ellos no estén bien es más fuerte la ambición y la necesidad de impulsarse mutuamente. En un momento desesperado, Claire, cual hada madrina, despeja toda fragilidad y preocupación de su marido presidente, lo ayuda a encauzar en el camino de los líderes y le propone un plan siniestro y así, cuando todo parecía perdido, Frank Underwood resurge de sus cenizas y vuelve recargado.  
La cuarta temporada de House of cards es impecable. Kevin Spacey y Robin Wright -Presidente y Primera Dama respectivamente- se animaron a producir algunos episodios. No es difícil identificar los capítulos donde ella metió mano porque están centrados en asuntos de la Primera Dama. Y está bien porque justamente Claire es la reina en este tablero de ajedrez. 
No vamos a spoilear nada porque pasa de todo. ACÁ podrán encontrar un post adicional escrito durante este año. 
Les guste más o menos la política, tienen que ver House of cards
Es obligatoria.

American Crime Story: The people vs. O.J.Simpson



Queremos más culebrones como American Crime Story. Queremos mujeres fuertes como la fiscal Marcia Clark, reconvertida aquí en heroína contra los abusos y el machismo y queremos ver juicios seriales que nos dejen sin aliento como el caso de O.J.Simpson. 
Scott Alexander y Larry Karazweski, los guionistas responsables de esta miniserie -especialistas en biopics como las de Ed Wood o Man on the moon- hicieron maravillas: comprimieron en sólo diez episodios lo que se conoció como "el juicio del siglo." La miniserie que este año arrasó con los premios Emmy en las principales categorías (Mejor guión, Mejor Actriz de Miniserie, Mejor Actor de Miniserie, Mejor Miniserie, Mejor elenco, Mejor Actor de Reparto de Miniserie, entre otras) y que acaba de ganar varios Critic's Choice y seguramente hará lo propio en los Golden Globe, nos muestra la mirada de los equipos legales que luchan por condenar/absolver a O.J.Simpson, la leyenda del fútbol americano, por el brutal homicidio de su ex esposa y su amigo. 
American Crime Story nos permite espiar el detrás de escena del juicio mediático, los agujeros del sistema judicial, el racismo, el machismo, el circo del famoso guante, los egos del dream team de abogados defensores de Simpson, el confinamiento del jurado, la angustia de los fiscales y el poder de la televisión. 
Fue una de las elegidas en el top 3 de la vecinita. Pasen y vean el trailer:


American Crime Story tendrá una segunda temporada que mostrará las secuelas dejadas por el huracán Katrina en 2005.
ACÁ podrán encontrar otro post dedicado a esta miniserie.


The affair



The affair, como su nombre lo indica, es la historia de dos matrimonios y una infidelidad de por medio con una vuelta de tuerca incluida. Por medio de una placa negra la serie nos pone en situación. Parte I - Noah. A la media hora la placa negra nos presenta la Parte II - Allison. Astutamente, The affair divide el capítulo en dos partes. Cada una de ellas sirve para mostrar el punto de vista de los dos implicados en la infidelidad. 
Por un lado está Noah, un típico middle-age en crisis, esposo y padre de familia, profesor y escritor de pacotilla que sufre el desprecio de su suegro, un novelista de éxito que no se cansa de refregarle en la cara su diferencia de clase. Por el otro lado, Allison, una camarera casada con un ranchero sin mucha emoción. Juntos cargan en sus espaldas el drama de la muerte de su hijo en un accidente.   
A partir de esta contraposición de las partes aparecen las diferencias entre lo que Noah evoca y decide contar a un detective y el punto de vista de Allison. Sí, la serie que empieza como un juego de seducción incluye trama criminal. 
El planteo original que propone The affair es adivinar quién dice la verdad, quién miente ¿mienten los dos o sólo hay parte de verdad? 
Por lo leído, la segunda temporada sigue la línea de la primera, y suman las visiones de la mujer y el marido engañados. 
La vecinita aún no tiene vista la segunda temporada pero recomienda fuerte la primera.

En 2014, The affair ganó el Golden Globe a la Mejor serie Dramática y Allison también ganó como Mejor Actriz. Este año, le tocó ganar el de reparto a Helen, la mujer engañada, también reconocida por su papel de Abby en ER.

Stranger things


Algo pasó con Stranger things
Una fiebre, una locura similar a la vivida unos años atrás con Lost. En aquel momento, si no veías Lost prácticamente no existías. Este año, si no viste Stranger things no sólo no existís sino que sos un bicho raro, diría, un insensible porque Stranger things es el gran juguete nostálgico que rinde homenaje a clásicos del cine como ET, Alien, Los Goonies o Cuenta conmigo; y eso habla de nuestro crecimiento cinéfilo y fantástico. Justamente, lo más lindo de Stranger things es el tributo explícito a esas películas, la idea de celebrar todas y cada una de ellas. Entonces, si ET forma parte del ADN de Stranger things ¿Qué sentido tendría ocultarlo? Y por favor, que no se malentienda: Stranger things no es sólo una copia y un pastiche lleno de guiños nostálgicos, es un misterio que lleva a otro y así durante 8 episodios que se van en un suspiro. Un chico desaparece en extrañas circunstancias en un pueblito donde nunca pasa nada (como le gusta a Stephen King). Al mismo tiempo, aparece Eleven (revelación serial del año), una niña de cabeza rapada con poderes telequinéticos. La serie incluye niños en bicicletas, padres ausentes, seres extraños, conversaciones por walkie talkie y búsquedas nocturnas en el bosque. Del suspenso a la fantasía y del mundo fantástico al terror, sin perder de vista la idea spielbergiana central: la pérdida de los seres queridos y la superación de la crisis junto al resto de familia que quede y los amigos de siempre.
La poderosa apertura de los títulos de crédito y el soundtrack que incluye temas de New Order, Joy Division, The Clash y Toto logran que Stranger things se potencie y resulte un disfrute serial exquisito. 
Con ustedes, el trailer. 
Ha nacido una nueva serie de culto. 


Se rumorea que habrá una segunda temporada.
Si hay más, bienvenidos sean. Y sino, fuimos muy felices.
ACÁ, ya habíamos hecho referencia a LA serie del año.


Girls


Quédense tranquilos: no voy a volver a hablar de GirlsACÁ, ACÁ y ACÁ hay material de sobra de la serie de Lena Dunham y Judd Apatow.
¿Qué decir que ya no haya dicho?
Amé Girls.
Fue la sorpresa del año.
Llegó en un momento ideal de mi vida y no pude parar de verla, de reír y escribir sobre ella, como ya se habrán dado cuenta.
Sólo queda esperar la temporada final.
Porque toda gran serie llega a su fin.

Love


Creada, escrita y producida por Paul Rust, Lesley Arfin y la figurita conocida: Judd Apatow. 
Girls me había encantado y su productor estaba detrás de Love, esta nueva serie original de Netflix. Con ese dato Love parecía tener la mitad de terreno ganado, pero no.
Durante diez capítulos, Apatow y compañía intentan mostrarnos las humillaciones y la euforia del vínculo entre un hombre y una mujer. No se dejen engañar por el título, aunque si son fans de las de Apatow deberían saber que lo que están a punto de ver no incluirá escenas de amor convencionales. Como seguidora confesa de Apatow ésto no me espanta sino la poca empatía que generan los personajes. 
Gus y Mickey deben conquistarnos. Ellos son los protagonistas de la no-historia de amor. Gus (Paul Rust) es un poco Woody Allen. Una mezcla de pseudo nerd inocentón que debería darnos ternurita, pero está forzado. Su novia lo engañó y además, para remarcar la idea de su vida miserable, Gus es tutor de una nena actriz bastante insoportable.
A Mickey (Gillian Jacobs) ya la odiamos un poquito de la época de Girls, cuando le arrebata el novio a Hannah y también su departamento. 
Volvamos a Love
Mickey resulta tan insoportable como la nena que tutorea Gus, pero en versión adulta. Es imprevisible y va desaforada por la vida cuando se cruza con Gus. El problema es que ella resulta demasiado apabullante para él  y ésto se nota demasiado en las interpretaciones. Es muy desparejo.
Love es pretenciosa y en su afán no logra ser ni comedia ni drama ni nada. 
Para los que bancamos la serie de Lena Dunham, Love es un desengaño amoroso.
Aunque innecesario, dicen que habrá una segunda temporada. 
Con una sola alcanza y sobra.
Gracias.

River


Ya hablé ACÁ de esta miniserie de sólo 6 capítulos que explora la psique de River, un detective con problemitas para expresar sus sentimientos. Su cuadro se agudiza cuando su co-equiper es asesinada. La serie trata el camino tortuoso de River mientras investiga la muerte de su amiga y atraviesa el duelo rodeado de fantasmas.
No soy fan de los policiales pero River es distinto, tan distinto que al principio y al final se incluye un tema disco!
Algo lenta, pero como dice la canción: al final, hay recompensa.
Vale la pena.

Easy


Le falta. 
Easy quiere ser una de treintañeros/cuarentones perdidos, pero le falta. 
Uno llega a ella porque está ahí, tan fácil de ser vista como su nombre lo indica. Tiene la cocarda de ser la nueva producción de Netflix y hay algunas caras conocidas en el cast. Además, como consumidores de películas indie se supone que Easy va a gustarnos porque podría aplicar en esa categoría, pero no.
A través de ocho historias independientes la serie cuenta distintas experiencias de pareja en cuanto al amor, el sexo y la tecnología. 
No se dejen engañar. Hay mucho para ver. 
Easy no es una opción. 
Déjenla pasar.
Uno de los desaciertos del año.

Black Mirror
Season 3


Black Mirror siempre da un poco de miedo. No hay un villano con máscara de hockey y motosierra y ni falta hace porque en esta tercer temporada el miedo es no ser aceptado en una sociedad obsesionada con las puntuaciones o una simulación virtual demasiado realista que incluye una araña gigante con rostro humano. Miedo es el caso de ciber-acoso del episodio Shup up and dance o que el tiempo nunca alcance para quedarte con tu amor en ese limbo paradisíaco de playa, música y fiestas llamado San Junípero
Las historias de Black Mirror exponen el mundo en el que vivimos. La serie no pretender dejar mensaje o bajar línea, sólo se encarga de que -cada tanto- nos miremos el ombligo. 
El futuro ya llegó y Black Mirror lo entendió y nos lo escupió en la cara.
Atrévanse sólo si son valientes.

Suits


Sí, estoy mirando otra de abogados. 
Lindos, tan lindos todos ellos y tan encantadores.
Pero eso será tema de otro posteo serial en 2017...

Eso es todo vecinitos...
Por un 2017 maravillosamente serial!

08 diciembre, 2016

Christmas time


Como todos los años, cada 8 de diciembre, el barrio se toma licencia para armar el arbolito.
Nos reencontramos el próximo martes con el balance serial.

06 diciembre, 2016

Balance literario 2016


El balance literario 2016 tiene gusto a poco. Ya lo había anticipado y ahora lo confirmo: apenas diez libros leídos durante el presente año.
Tres de ellos me gustaron mucho. 
Otros tres estuvieron muy bien. 
Uno fue un robo para la corona.
Dos me desencantaron un poco, y el último - en realidad fue el primero del año - es de una ilustradora. 
Vale la aclaración que muchos de ellos ya fueron debidamente reseñados en la sección Un libro, Un disco, Una serie. Si es así, en cada caso encontrarán el link que los redireccionará al post indicado. 

Bienvenidos al balance literario 2016!


1. Ofelia 3, Julieta Arroquy. A principios de este año tenía que cambiar un libro que estuvo bajo el arbolito y recorriendo las estanterías de la librería supe que los libros de Ofelia siempre son un acierto. Quien nunca la haya leído, en sus páginas encontrarán los diálogos de Ofelia con sus cactus, con un enano de jardín, su vínculo con las redes sociales, su fobia al día de San Valentín, el amor por su perro Viernes, rescatado del Parque Centenario, y mensajes tan lindos e importantes como enamorarnos de nosotras mismas. 
Un libro de Ofelia es perfecto para regalar o autoregalarse y aplica para, entre otras cosas, arrancar un nuevo año con una sonrisa.

2. Busco un amigo, Mori Ponsowy. La historia de Amelia, una traductora de treinta y pico que publica un aviso en busca de un amigo o alguien que le guste salir, hablar, viajar entre tantas cosas fue uno de los libros que amé leer durante 2016. Debidamente reseñado ACÁ, en el post Modo Invierno. Lo recomiendo fuerte. 

3. La magia del orden, Marie Kondo. En mayo, mi vecinita de oficina compró el ebook de Marie Kondo y amorosamente me lo pasó. A punto de emprender una mudanza, el libro parecía ideal y divertido. Después de dos capítulos leídos descubrimos la verdad: lo de Kondo era un robo. Los tips que propone son un delirio, y no conforme con eso ya publicó un nuevo libro para seguir estafando incautos durante lo que queda de este año y el venidero 2017. No quiero herir susceptibilidades, asi que si a algún lector de este barrio le sirvió el método Kondo, lo felicito y me alegro. Por acá, la vecinita prefiere seguir su propio método de orden. Si quieren rememorar la crítica despiadada del libro, ACÁ le dediqué un buen espacio.

4. Pequeños delitos abominables, Esther Tusquets. Muchas veces una mesa de saldos es tu aliada y podés encontrar libros geniales. Éste es uno de ellos. A Esther Tusquets se le ocurrió plantearse, entre tantas cosas desagradables, por qué la gente no da las gracias o por qué el camarero te deja abandonada en un rincón sin atenderte. El índice es genial: Costumbres que pasan a mejor vida (ayudar a la gente en apuros, hacer cola, tratar con deferencia a los viejos); El infierno son los otros (las agresiones telefónicas, no aceptar favores ni regalos); Delitos abominables en la familia (las reuniones de padres, permitir que los niños incordien en lugares públicos); Delitos abominables en el mundo exterior (falta de respeto en los espectáculos, salir sin dinero, recordar a otros el valor calórico de las comidas); Delitos abominables en el mundo laboral (trepar a toda costa, impunes delitos de médicos, enfermeras y hospitales) y por último, Conductas intolerables (tacañerías de los ricos, matar a los árboles), sólo por mencionar algunos de los cientos de tópicos que encontrarán en cada capítulo.
No sólo se trata de un libro original sino que es universal. Lo que se cuenta sucede acá y en el resto del mundo. No es ficción. Somos víctimas de pequeños delitos abominables todos los días de nuestras vidas.

5. Conversaciones con mi gata, Eduardo Jáuregui. La tapa y el título eran irresistibles. El contenido, aún más. Fue un libro que llegó al barrio para ser marcado, señalado, amado y citado en este blog. Uno de los favoritos del año y de la vida. ACÁ pueden releer la reseña y ACÁ una pequeña muestra de la gata sabia.

6. Más fuego, más viento, Susanna Tamaro.  Ya hablé ACÁ y ACÁ de mis amigos de Mascotas en Adopción Argentina. Con ellos se produce un lindo intercambio. Todos los años colaboro con la donación de libros y compro otros de mi interés con la intención que de este intercambio surja la posibilidad de ayudar en algo a tantos perritos que buscan un hogar. A simple vista y para los demás, esos libros intercambiados son como tantos otros que ocupan un lugar en mi biblioteca. Para mi son especiales, como fue Simonetta o como es Uri, Greta o Barrantes y tantos otros perris que esperan una ayuda humana y amorosa. El libro de Susanna Tamaro vino acompañado de una nota divina de una de las proteccionistas del grupo, lo cual no hace más que potenciar su valor. Más fuego, Más viento se trata justamente de un intercambio de correspondencia entre la autora y una amiga imaginaria durante un año. En ese tiempo compartirán sus percepciones sobre el amor, la amistad, la religión, la naturaleza, los valores humanos entre otros temas. Leer a Tamaro siempre hace bien al corazón, pero saber que con ese libro contribuiste, aunque sea un poco, a pagar una consulta de veterinario o una vacuna o parte de un tratamiento o alimento de mejor calidad para un cuatro patas, tiene un valor incalculable.
Entren al link que les dejo ACÁ y revisen a conciencia sus bibliotecas. Con un pequeño gesto podemos ayudar entre todos. Gracias.

7. Doña Gómez, biografía de una gata desquiciada, Mayra Sanchez. Con ese título tenía que comprarlo. La autora presentó Doña Gómez en la Feria del Libro y si bien habíamos intercambiado mensajes de típicas locas por los animales, no pude estar presente el día del evento. Sin embargo, después de unas semanas, conseguí el libro, me lo llevé a casa y lloré y me amargué después de haberlo leído. Mi esencia me lleva a leer libros sobre animales y no suelo medir las consecuencias de la tristeza post-lectura. Eso me pasó con Doña Gómez. Los que rescatan, se involucran y pelean todas las batallas por los derechos de los animales van a disfrutarlo. Para los que les gusten los animales es un mucho el nivel de detalle de Doña Gómez. Por suerte, no todas son lágrimas. No olviden que los animales son los seres más nobles de este planeta y la autora lo tiene muy presente. Por eso da lugar a un montón de experiencias hermosas y graciosas que se viven cuando uno convive con uno o varios cuatro patas. No se si podría recomendarlo abiertamente a tutti. Es lindo pero no apto para sensibles.

8. Stoner, John Williams. Llegó para arrebatarlo todo. No pude soltarlo. Fue amor y del bueno. Duró sólo una semana. Me hubiera gustado hacerlo durar un poco más pero no pude. Stoner es la historia de un joven proveniente de una familia pobre de agricultores que a finales del siglo XIX, por sugerencia de sus padres, decide estudiar Agronomía con la intención de mejorar el trabajo en el campo. Lo que Stoner no tiene contemplado es la sorpresa y el amor que le brota por los poros cuando conoce, gracias a la cursada de una materia optativa, la literatura inglesa. A partir de este evento particular, Stoner cambia su plan de vida y el libro se encargará de retratar todo el desarrollo de su vida académica y personal. Ya lo dijo Fresán, Vila Matas, McEwan, Easton Ellis que se trataba de una obra maestra. Humildemente, la vecinita se suma a esos grandes nombres y declara ante este barrio que Stoner es uno de los mejores libros leídos durante 2016. ACÁ, un fragmento.

9. La uruguaya, Pedro Mairal. Hay autores que no fallan. Quiero decir, su obra podrá ser mejor o peor pero nos gusta leerlos siempre. Mairal es uno de ellos. A Mairal se lo sigue desde las antologías de la joven guardia, de los pornosonetos de Ramón Paz, se lo iba a escuchar a librerías, a ferias literarias, a museos, a tertulias de todo tipo mientras el tipo rezaba su confesionario y Pángaro musicalizaba la velada. Mairal está lleno de recuerdos para este barrio, por eso siempre es una buena noticia saber que sacó un nuevo libro. En este caso, La uruguaya es la crisis de middle - age de Lucas Pereyra, un escritor argentino que viaja por el día a Montevideo para cobrar unos dólares de derechos de autor, haciéndole ole al cepo cambiario en Argentina. También es un viaje para concretar una fantasía con otra mujer que conoció en una fiesta en Valizas. En Argentina lo esperan las preocupaciones cotidianas, el cansancio de un matrimonio de años, su hijo y una nueva vida que está a punto de comenzar. La uruguaya es un libro vertiginoso y muy divertido. Estoy segura que este verano se podrá ver en muchas playas argentas y por supuesto, uruguayas. ACÁ, un fragmento hermoso sobre el ukelele.

10. Flush, Virginia Woolf. Con elegancia y gran sensibilidad, Virginia Woolf retrata la vida del cocker spaniel de Elizabeth Barret Browning, una de las poetisas inglesas más famosas del siglo XIX. Flush es una ficción basada en documentos reales (poemas y cartas) de su dueña con su perrito, con quien estableció una relación de complicidad y amor que duró hasta el último día que Flush movió la cola y se durmió por siempre. Si creen que Flush sólo puede ser leída por amantes de los perros están equivocados. La novela no sólo trata el tema del pedigree del protagonista, sus costumbres, su crianza, sino también las diferencias entre las clases sociales del Londres antiguo, el papel de la mujer en esa época y las dificultades que debían afrontar para tomar las riendas de su vida y dejar de lado lo que la sociedad impusiera. A través de los ojos, oídos y narices de Flush somos testigos de los encuentros iniciales de Elizabeth Barret con su futuro marido y poeta Robert Browning, de sus viajes por Italia, del nacimiento de su hijo y vivimos angustiosamente junto al cocker protagónico el terror de los secuestros de perros de raza.
Flush es un buen libro para cerrar el año literario. Se lee muy rápido y repito: no es apto sólo para dog lovers, aunque si les gustan...mucho mejor!

Que el 2017 nos sorprenda desbordadas de excelentes libros!


02 diciembre, 2016

Mes 12


Mes 12.
Mes de cierre y balance.
Cuando nos queramos dar cuenta vamos a estar, bebida espirituosa en mano, brindando por un nuevo año, comiendo confituras y planeando escapar de la city cuando el calor pase factura. Si llega...
Por las dudas, con limonada casera siempre a mano, la vecinita les da la bienvenida a la temporada de balances 2016.
Series, libros, cine y el último posteo 2016 de 10 buenas razones para ver modo navideño.

Hay mucho trabajo por delante.
Los dejo con música alusiva a la época y la película perfecta (el año pasado ya hablé de ella, ACÁ).

No nieva, lo sé...pero déjenme soñar que sí.


Nos reencontramos el martes con el primer balance del año.